lunes, noviembre 19, 2007

Un Misterio Pasado por ¿Agua?

Luego de un estado de inconciencia despierta, tipo una borrachera o una fiebre alucinógena, uno puede negar y hasta ofenderse si no hay hechos que ratifiquen denuncias ajenas. El sábado a la noche me duché, me puse el calzón, la camisa, hasta ahí todo normal, hasta que abrí el cajón de las medias. Me llevé una gran sorpresa al sentir húmeda el primer par de medias que agarré. Lo primero que pensé fue en un error de mi madre, que sacó las medias del tendedero mojadas y no se dio cuenta, y después las planchó así mojadas sin darse cuenta, y después las guardó en mi cajón mojadas sin darse cuenta. Y si, era difícil, casi imposible, pero ¿qué otra posibilidad cabía? Pero la sorpresa no se iba a detener ahí, porque dejé el par de medias encima de la cama para tomar otras, y éstas no estaban húmedas, sino mas bien empapadas. Tomo otro par, y otro, y otro. Todas, todas las medias mojadas. Las olí, y tenían olor a humedad, nada hacía pensar en otra cosa. Incrédulo, le aviso a mi madre para que venga a comprobarlo por ella misma. Efectivamente, todas las medias empapadas, no estaba loco. Chequeo los perfumes, a ver si alguno se había caído en la repisa de al lado, tal vez alguna se cayó y se filtró por el cajón de las medias. Pero nada. Un misterio, porque mi madre repuso las medias la noche del viernes, y yo tomé un par esa misma noche, y estaban totalmente secas, entonces....... y claro, ahí me cayó la ficha, cuando me vino a la mente lo que me contó mi chica ese mediodía. Según ella, que se quedó a dormir conmigo la noche del viernes, se despertó en alguna hora de la noche porque me escuchó levantarme, pero le llamó la atención que la puerta de la habitación no se abría, entonces giró hacia mi lado a ver que hacía, y me vio de espaldas, mirando hacia el placard al mejor estilo Blairwitch. Pensó lo peor al escuchar ruido líquido, pero esa noche llovió, y corroboró su error cuando se levantó y vio el piso totalmente seco. Bueno, aparentemente se corroboró a medias –qué ironía-, porque supuestamente, en estado de total ausencia, me levanté, abrí la puerta del placard, abrí el cajón de las medias, y me eché flor de cloro ahí adentro. Cerré el cajón, y así como si nada me volví a acostar. De mas está decir que no recuerdo absolutamente nada, por suerte estaba la Lady para aclarar lo que hubiese sido un súper misterio sin aclarar, y para darle vida a este relato, bastaste pudoroso por cierto.

5 comentarios:

Lady Vag (abunda) dijo...

JAJAJAJAAJAJAJAJAAJ
Claro!!! Tipo Blairwitch!!! Tal cual! Esa fue mi imagen!!
menos mal que fue asi..mire que hasta pensé que me había vuelto loca y que veía cosas....:P

Fleder dijo...

Bueno, al menos no orinaste la cama :P

Boch dijo...

En serio, no puedo creerlo... Si algún siquiera amagas a dormir en mi pieza, te saco a patadas en el culo. Sabelo...

Lady Vag (abunda) dijo...

feliz cumple bombonnnnnnnnn!!!!!

Lady Vag (abunda) dijo...

acabo de releer: tu vieja plancha las medias????!!!! :S